grasas saturadas

¿Las grasas saturadas son tan dañinas?

Para discutir sobre alimentación y dietas balanceadas es imposible no hacer mención a las grasas, este es uno de los elementos de los que más se habla y a los que también más se teme, pues es de conocimiento general que pueden ser realmente nocivas a la salud, tanto que quienes desean bajar de peso, optan por eliminarlas por completo de sus dietas.

Pero todo depende del tipo de grasa, pues existen varios y no todas son dañinas, incluso el organismo necesita de ellas para su correcto funcionamiento. En cuanto a las grasas más peligrosas son las saturadas, la verdad es que pueden ser realmente destructivas para la salud.

Recientemente, se han desarrollado diversos estudios e investigaciones y se ha confirmado que las grasas son esenciales para las células tumorales, estas son las que permiten el inicio de la metástasis, especialmente en cuanto al ácido palmítico, un ácido graso de origen vegetal que se encuentra en el aceite de palma y en el de coco, así como en las comidas procesadas.

Por otro lado, también resulta sencillo confundirse, pues también se ha confirmado que los ácidos grasos saturados son necesarios y favorecedores para el organismo, ya que permiten mantener el calor en el cuerpo, son fuente de energía y contribuyen a la absorción de las vitaminas liposolubles.

Incluso, intervienen en la regulación de las hormonas para el sistema inmunológico. No obstante, el cuerpo necesita menos de un 10% de grasa saturada para tener una dieta equilibrada, así que su consumo debe ser mínimo.

Efectos de las grasas saturadas en la salud

Los principales efectos negativos son el incremento de los niveles de colesterol en la sangre, estos provocan el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, además que aumentan el peso y pueden generar obesidad. Entre los alimentos que tienen mayor contenido de estas grasas se encuentran:

  • La mantequilla.
  • La leche entera y los productos lácteos enteros.
  • La manteca de cacao y el chocolate.
  • Las carnes grasas y las salchichas.
  • La piel de ave.
  • El aceite de coco y de palma.
  • Los dulces, galletas, pasteles y bollería.
  • La mayoría de alimentos procesados.

Ahora bien, también es cierto que una enorme cantidad de personas basan casi la mayoría de su dieta en alimentos con gran contenido de grasas saturadas, para eliminarlas se recomienda consumir sólo carne magra, productos lácteos desnatados, en cuanto a los aceites usar el de oliva, apostar por las cocciones saludables y evitar los alimentos procesados.

1 thought on “¿Las grasas saturadas son tan dañinas?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *